Johor Bahru and Gelang Patah, Malasia

By on Nov 3, 2013 in Malasia, Paises

Johor Bahru and Gelang Patah, Malasia

Malasia es un país del sureste asiático que consta de trece estados y tres territorios federales. Su población es de aproximádamente 30 millones de personas y su capital es Kuala Lumpur.

El territorio de Malasia esta dividido en dos por el mar de la China meridional. Malasia Peninsular limita al norte con Tailandia y al sur con Singapur y Malasia Oriental está situada en la zona septentrional de Borneo y limita al sur con Indonesia y al norte con Brunéi.  Se encuentra cerca del ecuador y su clima es tropical.

Todos los habitantes de Malasia se llaman malasios y aquí se incluyen también los chinos y los hindúes. Los de etnia malaya se llaman Malayos y estos son ambas cosas, malayos y malasios.

Llegamos a Malasia desde Sinagapur cogiendo el bus en la Arab street.  2.70 dólares el viaje desde la estación de buses local. El viaje hasta llegar a Malasia son apenas unos 40 minutos.

Tras pasar el control de pasaportes estuvimos esperando a nuestra nueva host del couchsurfing, Rozi. Se retasó un poco, así que mientras la esperabamos en la parada de taxis, nos hicimos un amigo que nos invito a fruta sazonada con una salsa como de soja y unos polvos que parecían pimienta. El taxista llamó a Rozi al ver que no era ese el sitio donde habíamos quedado. A los cinco minutos teníamos a Rozi recogiéndonos en su coche.

Rozi resultó ser una mujer encantadora, madre de una joven de 19 años. Nos llevó a cenar a un puesto de comida India local buenísimo. Arroz con carne y salsa servido en un papel que envuelven para que te puedas llevar. Nosotras comimos allí en unas mesitas y disfrutamos conociendo más a Rozi y la cultura en Malasia.

Pasamos el día siguiente con ella, hablando y cocinando. Desayuno con tortitas, tarta de queso y comida con tortilla de patata y pasta estilo malayo, es decir, con picante! 

casa Rozi

Luego nos acercó hasta la estación de autobuses donde habíamos quedado con Norizan, una de la profes de la red de cartas.

Gracias Rozi por un gran día en tu casa!

con Rozi

Al montar con Norizan en coche, nos llevo a su pueblo, Gelang Patah, a unos 40 minutos de Johor Barhu. Nos dejó en un hotel en el que nos quedaríamos las 5 noches mientras Haikal, el primo de Norizan, ejercía de director malayo.

Gelang Patah es un lugar muy tranquilo. Esta Legoland y un parque de Hello Kitty! que parece ser que atrae mucho turismo de China según nos dijo Norizan.

Fuimos a grabar al colegio donde Norizan era la profesora. Estaba situado en los bajos de una mezquita. El patio inferior servía de aulario separado por un par de biombos. Allí trabajaban con niños de 4 a 6 años.

Lo visitamos un par de días. Vimos como hacían gimnasia, cantaban todos juntos, comían  (estaban aprendiendo a comer con la mano), contaban en inglés y rellenaban sus cuadernos de ejercicios.

colegio malayo

Conocimos a la familia de Norizan, a los tíos y padres de nuestro director Haikal. También visitamos a la madre, que vivía en un pueblecito a un par de horas de Gelanag patah. Con ellos probamos diferentes comidas, nasri ayam, (la estrella de Malasia, o por lo menos algo que servían en todos los sitios) arroz con pollo con un poco de Chili y un bowl de sopa, que parecía caldo de pollo.

Familia malaya

Probamos Paratha (pan indio) con pollo y con banana, pescado seco condimentado con azúcar, miel y  picante..., también jugo de lychee y de Khafira, este es verde que te quiero verde. El último lo tomamos en un night market muy animado que ponían todos los martes, lleno de puestos de comida, ropa, juguetes y aparatos varios.

Khafira

Norizan nos contaría que los malayos casi no andan, que van a todos los lados en coche. Que en Malasya cuando ves a gente andando suelen ser indios, nepalies, o chinos. Que para ir a un sitio que está a 50 metros van en coche! 

 Pasamos unos días muy agradables en compañía de esta mujer que ha sido tan amable y maja con nosotras. Le hemos invitado a ella y a toda la familia a venir a España! Así que a ver si dentro de un tiempo les podemos devolver la hospitalidad con la que nos han tratado!