Hong Kong, la ciudad comercial

By on Jun 2, 2014 in Blog, Curiosidades, Hong Kong, Paises

Hong Kong, la ciudad comercial

En el diario que escribimos todos los días sobre nuestro viaje, Laura definió Hong Kong como si fuese un gran centro comercial…. Y la verdad es que no le falta razón…

Desde Delhi volamos a Hong Kong. Cinco horas de vuelo y dos mundos metidos en un sólo planeta. Menudos contrastes se dan a una relativa distancia..

Hong Kong es una región administrativa especial de la República Popular China. Está formada por una península y varias islas situadas en la costa sur del Mar de la China Meridional, en el Delta del Río Perla, junto a la ciudad de Cantón y la región administrativa especial de Macao. Esta habitada por 7 millones de personas y eso hace que sea uno de los sitios con mayor densidad del planeta, ya que supera ampliamente los 6.000 hab./km2

Hasta hace poco, exactamente el 1 de julio de 1997, fue colonia del Reino Unido.

Hong Kong

Principalmente estuvimos 6 días en Hong Kong haciéndonos la Visa para China. Aprovechando nuestra estancia, buscamos unos niños para que grabasen su vida en esta gran ciudad.

Nos alojamos con un couchsurfer, Ralph. Un chico encantador con el que compartimos muchos buenos ratos, cocinando, aprendiendo idiomas y charlando. Se ha convertido en un maestro de la tortilla española! 😉

La primera tarea arreglar la VISA. Los chinos piden los justificantes de la salida y entrada al país y las reservas de alojamiento mientras estas en él. Hay que ir un primer día a la embajada China, rellenar el impreso, llevar los justificantes, fotos, (te las puedes hacer allí si no tienes, porque tienen fotomatón) y dejarlo junto con los pasaportes. Después te dan un papel y te dicen el día que tienes que volver, que suele ser 5 días laborales. Al volver a recoger el pasaporte tienes que pagar unos 20 € y listo!

Una vez hecho esto, decidimos pasear por sus calles y el puerto. En el puerto puedes encontrar la avenida de las estrellas. Allí, rinde tributo a aquellos que contribuyeron a convertir Hong Kong en el “Hollywood de Oriente”. Con placas conmemorativas, huellas de manos de personalidades famosas del cine, momentos históricos, objetos de interés cinematográficos, una escultura de tamaño natural del legendario héroe del kung fu Bruce Lee así como una estatua en bronce del popular personaje de animación, el cerdito McDull.

Hong Kong

El transporte publico, tanto metro como bus, funcionan muy bien. Si vas a estar varios días, merece la pena que obtengas la tarjeta OctopusLas tarjetas recargables pueden ser compradas en las estaciones del Ferrocarril de Transporte en Masa de Hong Kong (MTR) y del Ferrocarril de Kowloon a Cantón (KCR). No hace falta identificación porque es anónima, pero si se pierde la tarjeta todo el dinero que lleve también se pierde.

La ciudad impresiona por su movimiento y su altura. Por la noche comienza un espectáculo de luminosidad único. Todos sus edificios resplandecen con luces de colores en movimiento.

Si tienes tiempo, una de las cosas que no debes perderte en tu estancia en Hong Kong es la visita a Victoria Peak. Desde allí podrás ver las vistas de toda la ciudad. Hay un teleférico con el que puedes subir, aunque nosotras subimos en un bus que sale cerca del Embarcadero número 7. Autobús 1A.  Hay un par de miradores, uno fuera del centro comercial que es gratuito y otro dentro del centro comercial que es de pago.

Hong Kong

Hong Kong

Un dato curioso. En la zona en la que estuvimos viviendo (Mong Kok) se encontraba la ciudad mas densamente poblada de la historia!

La Ciudad Amurallada de Kowloon fue un extraño fenómeno de la época colonial de Hong Kong. Favorecido con el avance tecnológico que experimentó China, fundamentalmente en materia de armamento, este enclave es fortificado a mediados del XIX. Hong Kong pasó a manos inglesas y resultó necesario buscar un punto estratégico desde donde los chinos pudieran supervisar las actividades de sus colonizadores. Kowloon resultó ser el sitio ideal, ya que el convenio firmado entre ambos países, para la anexión de nuevos territorios a favor de Gran Bretaña excluía explícitamente a la Ciudad Amurallada, que carecía de interés para ellos. 

Kowloon Hong Kong

Desde ese momento, ese territorio dejo de formar parte tanto de China como de la colonia británica, provocando un limbo legal que propicio un desarrollo de este lugar de lo mas curioso. Inmersos en el puro centro del Hong Kong británico, sus inquilinos fueron creando un estilo de vida propio, influenciado por la tradición china de sus allegados. Cuando Japón invadió a su gigante vecino, uno de sus ataques destruyó gran parte de la muralla de Kowloon. Lo que quedó en pie fue desmantelado para la construcción del Aeropuerto Internacional Kai Tak, ubicado muy cerca de allí.

Aún sin cercado, la ciudad ya tenía delimitado su espacio, el que le marcaba la ausencia de legislación.Cuando los japoneses se rindieron, este recinto acogió a todo tipo de personas ilegales que encontraban refugio al no encontrar leyes. El número de habitantes se multiplicó, y también el comercio de todo tipo: al no haber límites en ningún sentido, todo aquel que no podía ejercer su oficio en otro sitio, acudía a este maravilloso “paraíso fiscal”. 

No les era posible construir más de 14 alturas, por riesgo de que los aviones que despegaban y aterrizaban en el aeropuerto antes mencionado colisionaran con los tejados. Las luces de aproximación se colocaban en la cima de estos rascacielos en zig-zag.

Sin luz solar que pudiera penetrar a través del tumulto de edificaciones, las personas se alumbraban a base de fluorescentes. Pasear por las calles se asemejaría a atravesar una jungla de noche llena de lianas, representadas por el abundante cableado que colgaba de ventana en ventana, como medida preventiva para los incendios, uno de los mayores peligros que les acechaban. Si se iniciaba un fuego, era muy fácil que toda la ciudad quedara calcinada en poco tiempo.

Con el paso del tiempo tanto las autoridades británicas como las chinas llegaron al consenso de calificar como realmente intolerable la situación en el recinto debido a los alarmantes índices de delito y a las condiciones de vida, en concreto las sanitarias. En 1987 se firma el acuerdo de demolición. 

En 1991 comienza el desalojo de la antigua ciudad amurallada, que no concluiría hasta 1993 no sin la oposición de habitantes y comerciantes que consideraban insignificantes las indemnizaciones y ayudas que recibieron. Kowloon había alcanzado una población superior a los 50.000 habitantes, malviviendo en sus escasos 0,026 km², ostentando el triste récord de tener la mayor densidad de población del planeta con 1.900.000 habitantes por km².

Para completar esta información puedes consultar estos enlaces:

Red historia 

Kowloon la ciudad sin ley

Wikipedia

Y aquí os dejamos un link a unas fotos realmente increíbles que reflejan  lo que fue este lugar

Deja un comentario